Benvinguts / Bienvenidos

Benvinguts a un espai on gaudir de ser conscient de la vida, de cada moment, de ser valuosos i de saber que tot pot canviar a millor, només cal descobrir com fer-ho.


Bienvenidos a un espacio donde gozar de ser consciente de la vida, de cada momento, de ser valiosos i de saber que todo puede cambiar a mejor, sólo hace falta descubrir cómo hacerlo.

martes, 22 de abril de 2014

FACEBOOK Y EL SECRETO : CONSTRUCTIVISMO RADICAL

Vamos a explicar este extraño título paso a paso.

Primero: ¿qué es el constructivismo radical?

La psicologia constructivista argumenta que lo que el individuo considera real es una construcción subjetiva de su mente, es decir, una interpretación de la realidad externa. Esta interpretación afecta a la realidad externa mediante nuestras acciones condicionadas a lo que damos por real. Por lo tanto, "creamos" nuestra realidad. Cada persona, tiene su punto de vista de la realidad que observa y lo convierte en "su" realidad. Damos a las experiencias un significado, como si lo tuvieran por sí mismas.

La psicologia constructivista se refiere al modo como los individuos generan sistemas para comprender su mundo y sus experiencias. Lo que en psicologia, parafraseando a Korzybski llamamos MAPA, como nuestra versión interna del "TERRITORIO" externo, que nos sirve para manejarnos en él.

Dentro del constructivismo tenemos el :

Crítico: admite una realidad externa a la que nuestros constructos internos se aproximan en diferente grado.
Radical: no consideran que haya ninguna realidad más allá de la experiencia humana. Lo que llamamos                       realidad es un constructo del ser humano.

El famoso libro "El Secreto" surge de una interpretación del constructivismo radical, en un contexto de filosofia New Age y un insustancial apoyo de la física quántica explicando que el observador cambia la realidad que observa cuando observa fotones. Con todo ese cóctel y un toque mágico, propone un método infalible para conseguir cualquier cosa. Cabe decir que a la autora le ha funcionado...


En este libro se defiende que nuestra mente es un generador de realidad literalmente, de manera que lo que pensamos se materializa en nuestro entorno como real. Si pienso en un Ferrari, aparecerá en mi garaje.

Desde el constructivismo podríamos decir que si me gusta mi coche y lo vivo como un Ferrari, tengo un Ferrari en mi realidad independientemente de lo que tenga en mi garaje. Por tanto, el coche es lo de menos, es mi realidad construida la que me hace tener o no un Ferrari en mi interpretación de la realidad.


Como el hipocondríaco que vive y sufre enfermedades que no tiene desde el punto de vista del médico, pero que para él son completamente reales.

Bién, ¿y qué pinta Facebook en todo esto?

Para los más escépticos sobre el constructivismo tenemos Facebook como ejemplo dinámico de todo lo dicho. 

Facebook es una realidad virtual que cada uno de nosotros creamos desde cero. Allí nos "inventamos" un perfil mostrando las partes de nosotros que queremos mostrar dando una imagen concreta de nosotros. Mientras algunos perfiles son estrictamente profesionales y no nos dicen nada de los aspectos personales, otros es justo lo contrario, no nos muestran su trabajo, pero nos cuentan hasta lo que comen o que tal van al lavabo...¡ incluso en tiempo real ! A veces ese perfil es un producto pensado y calculado, otras veces es mucho más espontáneo e improvisado, a veces incluso es totalmente falso, otras es lo que nos gustaría ser, o lo que fuimos, o lo que esperamos ser...y un largo etc.

Y en este contexto de "personajes" más o menos reales según el caso, nos configuramos un universo virtual donde nuestro personaje se relaciona. Según con quién te relacionas y en que páginas das tus "like" , facebook te ofrece una realidad que tu mismo has creado. Si luego piensas que en tu Facebook todo son malas noticias, o sólo se habla de política o todo son consejos de cocina, ¡tú te lo has creado!

Es interesante como cada uno se construye un mundo en Facebook, crea una realidad en la que hay muchos temas, o sólo es un monográfico de un tema concreto, o sólo tienen amigos íntimos o están abiertos a gente desconocida, etc. 

Es más, construimos una realidad sobre cada "personaje" de Facebook, al estilo del Mito de la Caverna de Platón. Sólo vemos la parte de su sombra que quieren mostrar y lo damos por real, los llamamos "amigos" de Facebook. A veces parece que hayan dos personas distintas, mi "amigo de Facebook" y la misma persona cuando la veo en carne y hueso...lo que ya no tengo claro es cual es más real...


Por lo tanto , hasta aquí ¿estamos de acuerdo en que en Facebook creamos realidad ?

A veces decimos "en FB todo son tonterías", en lugar de decir "con la gente y páginas que me aportan posts en FB no he conseguido crear un entorno interesante para mi". Es decir no nos responsabilizamos de nuestra propia obra.

¿Acaso todo lo dicho para Facebook no es igual en nuestras vidas "reales"? 

Creamos una imagen social que ofrecemos , y que además cambia según el entorno y el momento. Seleccionamos, muchas veces inconscientemente, con quién nos relacionamos, qué noticias leemos, en que entorno nos movemos, que capacidades adquirimos, etc. y al resultado de todas esas elecciones lo llamamos REALIDAD como algo externo a nosotros, ¿no es de locos?

Construimos nuestro mundo y no nos responsabilizamos del resultado. Si no admitimos que si yo lo he creado, puedo "descrearlo", no nos sentimos capaces de cambiar la realidad y caemos en la queja y el victimismo. El victimismo es pasivo por definición , es "indefensión aprendida", yo no puedo cambiar el mundo.

Pero lo cierto es que yo he creado mi entorno, mis relaciones, la mayor parte de mis problemas y tengo en mis manos las decisiones que pueden cambiar todo eso. Si crees que no puedes cambiar de trabajo, de pareja, de vida, de país, de aficiones, de amigos, en definitiva: de realidad, nunca harás esos cambios aunque los desees. Aquí es donde la psicoterapia o el coaching tienen su papel.

Cuando vemos ejemplos inspiradores de gente que ha dado un giro completo a su vida y han pasado de ser cajeros de supermercado en Europa a monitores de submarinismo en el Caribe, tengamos claro que esas personas cambiaron totalmente su realidad porque así lo decidieron, nada más. 

Desde el constructivismo radical de Watzlawick, para cambiar la realidad ( entendida como una interpretación subjetiva) , tengamos en cuenta como la construimos:
-realidad de primer orden: lo que ven nuestros sentidos
-realidad de segundo orden: nuestra interpretación subjetiva de la realidad de primer orden. 

Citando a Epícteto "no son las cosas lo que nos inquieta sino la opinión que tenemos de ellas"

Y Virginia Satir añadía una realidad de tercer orden: cómo nos hace sentir la realidad de segundo orden.

Con todo esto, si queremos cambios: o cambiamos lo que hay fuera, o cambiamos como interpretamos lo que hay fuera , o cambiamos como nos hace sentir lo que damos por real.

Cualquiera de los tres puntos lo cambiarán todo de un modo sistémico. Si dejo de necesitar la aprobación de mi jefe para sentirme bien, mi construcción acerca de lo que mi jefe es y significa para mi cambiará, eso cambiará mi autoestima y como me siento en mi trabajo actual y hará que pueda cambiar de trabajo fácilmente cuando lo decida. Por lo tanto si cambia la emoción, cambia la interpretación y eso cambia la realidad en la que vivo independientemente de si cambia mi entorno o no.

 Ese es "El Secreto", para mi , ¡claro!

Si tu eres responsable de tu realidad, eres libre. No busques culpables, busca ayuda, si la necesitas, para aprender ejercer tu responsabilidad sobre ti mismo.






Jordi Reviriego.