Benvinguts / Bienvenidos

Benvinguts a un espai on gaudir de ser conscient de la vida, de cada moment, de ser valuosos i de saber que tot pot canviar a millor, només cal descobrir com fer-ho.


Bienvenidos a un espacio donde gozar de ser consciente de la vida, de cada momento, de ser valiosos i de saber que todo puede cambiar a mejor, sólo hace falta descubrir cómo hacerlo.

viernes, 16 de junio de 2017

L’illa de Terraigua.

Resultat d'imatges de polinesia

Sembla el somni de qualsevol, un creuer per la Polinèsia. En Marc, anava a la proa del vaixell sentint el vent salat a la cara i amb l’esguard a l’horitzó, allà on els blaus es troben. Era un nen feliç, amb 12 anys ja havia recorregut molt de món, conegut moltes persones i maneres de viure, i ja tenia un fort esperit valent i explorador. El seu cosset, encara infantil, era prim però fort, amb la pell bruna i una mica pigada i un somriure que enamorava a petits i grans. Viatjava amb els seus pares i la seves dues germanes, L’ Ada de 19 anys que ja anava molt per lliure, molt ocupada en estudis, parelles i cuidant la seva llarga melena color avellana, i la petita i arrinxolada Estel de 9, que era la seva companya de jocs i malifetes. Aquell dia, l’horitzó en direcció a le Illes Marqueses era fosc i desdibuixat. 

Des que havien sortit del port de Los Angeles, que un sol radiant els havia acompanyat, però ara, un canvi de temps els feia desviar de la ruta prevista, com va explicar el capità Mc Doul. Sembla que un gran tifó s’havia enfortit més del previst i havia canviat la trajectòria. 

Resultat d'imatges de tifon pacífico sur


Al vaixell tot semblava anar perfecte, però en Marc va veure que la tripulació estava nerviosa, el cel s’enfosquia i un estrany vent a ràfegues els colpejava sense avís, com si un gran monstre esbufegués des de la foscor creixent. Durant la nit , tot i l’intent del capità d’esquivar el tifó, els va enxampar de ple i l’immens vaixell oscil·lava com una closca d’ou enmig de grans onades i vent huracanats. Dins el vaixell la sensació de seguretat s’anava posant en dubte i una por a la incertesa s’apoderava dels viatgers. Els pares d’en Marc, mantenien la calma i tots junts a la cabina esperaven que passés el mal temps. En unes hores el vent va minvar i una calma i silenci estranys s’apoderaren de tot. La gent va sortir de les cabines i van pujar a coberta per veure sortir el sol. La mar semblava un mirall glaçat, el cel sobre el vaixell permetia veure les darreres estrelles just abans de l’alba, però tot l’horitzó estava esborrat i tèrbol en els 360 graus. Estaven a l’ull del tifó! Segons el capità era un lloc segur i navegarien seguint la calma de l’ull de la bèstia, esperant que aquesta es debiliti amb el pas de les hores per poder escapar. En Marc va anar fins el seu mirador de proa, de d’on els seus grans ulls verds i curiosos, miraven el món, amb els seus cabells arrissats i castanys que sempre voleiaven al vent i li tapaven els ulls. Estaven en una zona on no hi passaven les rutes de navegació per les perilloses corrents i vents d’aquellt sector del Pacífic, un territori desconegut i perillós, que encenia la imaginació d’en Marc amb contes de sirenes, pirates i monstres marins. 
La tempesta. De sobte, com un gran tentacle monstruós , va aixecar-se del mar en calma un mànega de proporcions gegantines i amb rapidesa de falcó va colpejar el vaixell i va xuclar en Marc de la proa com si fos un bri de palla enduent-se’l cap amunt, com catapultat màgicament fins als núvols. 

Imatge relacionada


En Marc, tot i l’ensurt inicial , se sentia sostingut pels vents ascendents d’una manera més suau i acollidora del que mai hagués imaginat. La mànega el portava dins les seves ventoses entranyes, com una delicada ploma. En Marc, acomplint el seu somni de volar, va decidir gaudir del trajecte, fos on fos que el portés. Va volar molta estona, hores tal vegada, però per a ell va passar en un instant. Gradualment els vents de la mànega encalmaren fins a dipositar-lo suaument sobre les ones davant d’una illa enmig d’aigües turqueses i càlides.

Resultat d'imatges de polinesia

Va nedar fins a la platja d’arena com la neu i va descansar del llarg viatge. Estava estranyament feliç de l’aventura, entre fascinat i espantat a parts iguals. Aquest moment va ser interromput per unes rialles entre les branques del frondós bosc que creixia més enllà dels cocoters de la platja. L’ illa Dues personetes varen emergir d’entre les plantes i es dirigiren cap a ell amb una mirada acollidora i transparent. Semblaven tenir la mateixa edat més o menys que en Marc. El saludaren amb una familiaritat inesperada i li preguntaren com havia aparegut a la seva illa.

 -Bon dia personeta ! Com has arribat fins a la nostra illa de Terraigua?
En Marc, encara sorprès per tot plegat, els va explicar tota la seva aventura, mentre l’escoltaven atentament. Finalment els digué:

 -Jo sóc en Marc i vosaltres?
- Lile i Storm , van respondre.- davant la mirada interrogativa d’en Marc.
-Perdoneu la pregunta, però sou nens o nenes?-preguntà en Marc davant el desconcert que li generava qua ni l’aspecte, ni la roba , ni el cabell ni els noms li donéssin cap pista segura.
-Quina pregunta més extranya ens fas? -digueren mirant-se amb sorpresa.
-Què té d’extrany?- digué en Marc, totalment descol.locat.
-Aquí mai preguntem això, és més útil preguntar els pronoms, no creus?
-Els pronoms? Que vol dir això?-digué en Marc, tot pensant que el viatge pels aires l’havia desmuntat el cervell.
-Amb quin pronom et sents identificat : ell, ella, elle, elli o cap?
En Marc, encara atònit per la conversa respongué:
 -ell, suposo. I vosaltres?
 -Jo sóc el Lile- respongué el Lile.
-I jo le Storm, respongué le Storm.
En Marc, que no entenia res de tota la conversa, va preguntar:
 -Què vol dir “le” Storm?
-Vol dir que no sóc la Storm, ni el Storm, sinó le Storm. O li Storm, com prefereixis. -Però llavors com sé si sou nens o nenes només per els pronoms?- preguntà en Marc, intentant encaixar inútilment el que li deien amb el seu model del món.
 -Si vols saber si em sento nen, nena o cap dels dos només cal preguntar, no?-respongué le Storm.

 En Marc estava confús, tot li semblava d’una lògica incontestable i alhora molt sorprenent, alliberador, en certa manera, però la darrera resposta havia afegit un element que no havia considerat mai: “o cap dels dos”.
-Què vols dir amb “o cap dels dos”?
-Bé Marc, ben senzill, quan jo vaig néixer, com a totis a Terraigua, em van deixar fluir sense atribuir-me cap identitat, fins que vaig ser prou gran per a dir qui era. Als tres anys ja vaig saber que no era pas ni un nen ni una nena i que la meva identitat era el que en diem “no binària”, per això vaig adoptar un article neutre fins ara. De moment encara em representa, però potser algun dia això canvii, tot pot passar. En Marc va quedar pensatiu i amb un somriure als llavis i moltes preguntes al cap. Tot el que escoltava, no li encaixava, però al mateix temps li semblava molt mes fàcil i lògic que el que sempre li havíen explicat. Una part d’ell volia mantenir-se en la seva manera d’entendre les coses, però al mateix temps, abraçava amb ganes aquesta nova manera d’explicar qui és cadascú, en la que ell mateix se sentiria tant lliure de ser com volgués.

-D’on jo vinc, quan neixes, ja tothom diu si ets nen o nena i decideixen quina roba o quin pentinat pots portar en funció d’això.-digué en Marc a mitja veu.
-I com ho saben?-es preguntà en Lile, amb una expressió molt graciosa.
-Si tens penis ets nen i si tens vulva ets nena. Le Storm i el Lile se’l miraven incrèduls.
-I si la personeta que te penis es una nena que passa?-digué el Lile amb cara de estranyesa.
-Doncs que ningú se la creu fins que sigui prou gran per atrevir-se a dir el que sent, i tot i així no tothom ho acceptarà, no està ben vist per tothom.
 -Quina bajanada! -cridaren le Storm i el Lile alhora. Com poden no creure el que una persona sent que és? No té cap sentit, només cada persona sabem qui som i com volem ser tractadis no creus? I deies que la roba també la trien els altres?

Resultat d'imatges de niño y niña

-Si , segons si ets nen o nena hi ha una roba permesa en cada cas. Aquí com ho feu?
-Cadascú tria la roba que vol en cada moment, no hi ha roba en funció de si ets nen o nena o una altra cosa, sempre ens posem el que més ens agrada i ningú pressuposa res segons això.
-Té sentit, qui decideix que les faldilles siguin només per dones o les corbates per homes? Teniu tanta raó que em sembla mentida que tot el món funcioni diferent de Terraigua!- va dir en Marc.

Resultat d'imatges de polynesian children

En Marc, estava ben atordit, entre el viatge, la preocupació per la seva família, estar sol en un indret desconegut on tot semblava tant diferent del seu món. Se sentia com en un altre planeta, i alhora tot semblava tant amigable i senzill, que no quedava espai per la por. Era tot plegat molt extrany. Fins i tot es fregava els ulls pensant si no seria un somni tot plegat.

 Fent amistats

 Després d’aquesta conversa que va obrir la mirada d’en Marc a tot un nou món, totis tres van anar illa endins fins al poblat de Terraigua per conèixer tothom i menjar alguna cosa. Terraigua era un paradís entre palmeres, on les persones eren lliures d’expressar qui eren com volien i ningú pressuposava res. Hi havia persones que podies identificar fàcilment com a homes o dones, tot i que no sempre corresponia amb el que ens esperaríem pel seus genitals, i d’altres que no sabries qui son sense preguntar els pronoms. Les parelles també eren d’allò més variat i no tenien cap norma al respecte més que estar amb qui t’agrada en cada moment. Tothom vestia com volia i no hi havia pas cap norma. El mateix passava amb les feines que feien o les seves aficions, res era propietat de cap gènere, ni els drets ni les obligacions. Per en Marc, era un lloc tant inspirador, on tothom semblava tant lliure i feliç que es va emocionar. Li van presentar un munt de persones, acollidores, obertes, que li preguntaven el pronom com el més normal del món, sense pressuposar quins genitals tenia o a quin gènere sentía pertànyer. Per en Marc, això era molt estrany, però alhora molt alliberador i natural. De fet ell mateix sempre s’havia sentit diferent als altres nens, i sovint se sentia qüestionat per que no li agradava el futbol i preferia dibuixar o cantar.
Resultat d'imatges de polynesian children

 A Terraigua totis jugaven al que volien, ningú es qüestionava res, tot era acceptat, tothom era lliure de expressar qui era als quatre vents. Val a dir que a Terraigua no sempre havia estat tot tant idílic, hi va haver un temps en que les persones es “classificaven” per genitals i no per gènere per ser el més obvi. Però diuen les històries que expliquen els avis, que fa molts i molts anys, va nèixer una persona amb uns genitals que no es podia dir amb certesa si era nen o nena i va desconcertar tothom. Aquesta persona , davant la impossibilitat de posar-li un nom, els seus pares van decidir dir-li Mar, ja eu tant podia ser la mar com el mar i que quan for més gran ja triaria quin article li posava al seu propi nom. Aquesta personeta, al no estar subjecte a presuposicions va desenvolupar-se lliure i feliç i mai va triar un article, segons el dia se sentia “el Mar”, “la Mar” o “le Mar” i va deixar de tenir importància el gènere. Va crèixer i va esdevenir una persona sàvia i justa que va ser durant molts anys a qui tothom consultava els dubtes de la vida i demanava consell. Algunes persones li van preguntar sobre els seus dubtes sobre si eren homes o dones i Mar sempre els deia:
-Tú ets el que sents que ets, així de fàcil, els genitals no et defineixen.

Això va fer que cada vegada més persones decidissin no donar per fet que els genitals definíssin el gènere dels seus fills i esperéssins uns anys a que cadascú identifiqués qui era. Veient que això feia més feliç a tothom, tota la illa va acordar aquesta nova manera de viurte com a millor imés respectuoosa amb la diversitat de persones que hi vivíen. Ell se sentia nen, però no un nen com els altres, no “donava la talla” en la seva societat com a nen, perquè era diferent. Però a Terraigua tothom era diferent, se celebrava la diferència, a ningú se li imposava cap identitat ni cap manera d’expressar-se. En Marc es sentia acceptat tal com era, per primera vegada, lliure de jugar al que fos, de vestir com volgués, de ser qui realment era, i era molt feliç, com mai abans. Tot i que trobava a faltar la seva família, almenys ara es tenia a sí mateix com mai abans, tot el que era i sentia sobre sí mateix era acceptat sense cap judici i això el feia molt feliç. Va ser acollit com un més a Terraigua, se sentia tant bé!

Resultat d'imatges de polynesian children

El rescat

Un matí de pluja, a la cabana d’en Swotie, el vell mariner que li havia explicat mil aventures, el llop de mar li digué:
- Crec que t’he de preguntar si no voldries ser rescatat per la teva família i tornar al lloc d’on vens. Jo t’hi podria portar fins un punt on et trobarien, què me’n dius?
 - Rescatat?-digué en Marc. Vosaltres m’heu rescatat d’un món on no encaixava, ara estic on vull ser. No, encara no vull tornar a una societat on et diuen com has de ser, vull poder ser qui sóc ara, poder canviar, poder repensar-me cada dia i vull tornar al meu món quan sàpiga transmetre tot el que he aprés a Terraigua llavors faré veure que em rescaten i els rescataré jo a ells. Mai he estat tan feliç com ara, Swotie, tornaré a casa d’aquí un temps, però encara no. Potser és la resta del món qui necessita ser rescatat, i algun dia ho faré simplement explicant aquesta història- va dir en Marc amb la mirada perduda, com preparant un pla de futur.

En Marc, va decidir deixar la seva “c” i dir-se només Mar, com aquella persona de les històries de la gent gran de Terraigua , al cap i a la fi del Mar va venir, del Mar o de la Mar, podia ser qui volgués, i el seu nom només s’adaptava al seu nou món.

Va córrer fins a la platja i amb l’aigua fins als genolls va cridar ben fort:

 - Jo sóc Mar de Terraigua!!!!

I així fou com a Terraigua varen tenir una personeta més entre ellis i van viure mil aventures que ni us imagineu fina a on el van portar, però això ja es una altra història i ha serà explicada en una altra ocasió.

Fins aviat a totis !!!!

Jordi Reviriego

domingo, 26 de marzo de 2017

Gestión positiva de las crisis

Como dice un psiquiatra amigo mío, la vida es maravillosa , "pero a veces duele, y mucho". La crisis están asegurada, tarde o temprano nos enfrentamos a cambios imprevistos y súbitos para los que no teníamos recursos para afrontarlos. Todo o parte de nuestro sistema entra en barrena y todo nuestro sistema de creencias, recursos y entorno se resitúa.

Las crisis pueden ser pequeñas o enormes, previsibles o súbitas, pero como las gestionemos siempre depende de nosotros.

La vida nos da sorpresas pero, la manera como las vivamos es nuestra elección.

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.

Resultat d'imatges de crisis

Las crisis verdaderamente fuertes, son como un puñetazo en la cara, de deja K.O. inevitablemente durante un tiempo, te paraliza, te desconecta de tus recursos, te deja sin defensas. Pero esto es transitorio y es importante no regodearte en esta fase y pasar a la siguiente lo antes posible. La fase de shock, puede ser muy dolorosa, mejor no quedar ahí por mucho tiempo y no obtengas ningún beneficio secundario del momento o te retendrás en él. Si ir explicando a todo el mundo lo que te ha pasado te proporciona mimos y atenciones, te costará despegarte de esta fase y no te beneficiará en nada.

Las crisis son una gran ocasión de crecer, de independizarse, de conocerse, aceptarse, descubrir debilidades y fortalezas. Ponen de manifiesto emociones no resueltas, apegos insanos, inseguridades, miedos. Es como ver todo un plan de trabajo pendiente para salir reforzado y más sabio de este período.

Una buena manera de salir del aturdimiento es tener un plan de acción, un método a seguir que te dé una pauta y unos objetivos concretos. Para eso hay que hacer un trabajo sincero de insight, ser muy honesto y valiente para aceptar todo lo que surja. Hay que tomarse ratos para pensar, analizar y sentir toda la removida interior que la crisis ha generado. Una excelente manera de hacerlo es escribir cada día como estás ,  lo qué piensas, qué te dices a ti mismo ( ser consciente de tu diálogo interno) , qué proyectas al futuro que te hace sentir así ( conocer tu peor pesadilla posible, ayuda mucho a desmontarla). Al escribir se hace más evidente las ideas reiterativas, los bucles de pensamiento, reflexionamos con un poco más de distancia, nos concienciamos de nuestras creencias y pensamientos, de nuestro diálogo interno y al releerlo podemos ir más allá del discurso y ser críticos y analíticos con el mismo. Sería una técnica de terapia narrativa autoaplicada.

Gestión en 3 pasos:

1-Ser consciente de qué puedes cambiar i/o aceptar de tu entorno postcrítico.
2-Ser consciente de que puedes cambiar i/o aceptar i/o aprender de ti mismo en el nuevo escenario.
3-ser consciente de tus emociones y trabajar con ellas sin negarlas. Si no puedes tu solo/a , pide ayuda a un terapeuta que sepa trabajar con emociones directamente.

Resultat d'imatges de en tres pasos

Como dijo el descuartizador, vamos por partes:

Paso 1, En entorno:

Las crisis provocan un cambio en nuestro entorno vital. Por ejemplo una pérdida material, una enfermedad o accidente, una pérdida sentimental o humana, puede dejar un nuevo escenario que lo puede cambiar todo. Puede haber un cambio de poder adquisitivo, de estilo de vida, de relaciones, de lugar, etc.
Hacer un reflexión profunda del nuevo entorno, incluso una lista de cambios, en la que distingamos que cosas podemos luchar para cambiar y que cosas debemos aceptar sin luchar, para no despilfarrar energía y focalizarse en las posibles soluciones.
No hay peor manera de malgastar energía que lamentándose. Frases como "porqué a mi" " no es justo" "no me lo merezco", etc. generan indefensión y victimismo que hacen sufrir para nada. La vida no es justa, o al menos no entendemos ni controlamos el concepto de justicia del universo. Ha pasado algo y no le voy a buscar explicaciones , sinó soluciones.
Si alguien puede ayudarte a hacer mejor tu entorno pídeselo. Pide una acción concreta y razonable que te ayude a reorganizarte, un consejo, un soporte logístico, un recurso...pero no un paño de lágrimas, eso descarga al principio pero no aporta nada útil.


Paso 2: el insight

Mirar hacia uno mismo buscando qué puedo aprender de lo que está ocurriendo, que cosas de mi han cambiado sin remedio o deben cambiar para que me adapte. Las crisis nos muestran con crudeza nuestras debilidades, nuestros miedos, nuestra inseguridad y ser consciente de eso nos hace más fuertes si lo trabajamos en positivo y más temerosos sinó lo hacemos. Las crisis te hacen crecer, aprender, cuestionar tus verdades, tus límites, tus creencias. Todo tu equilibrio interno ha cambiado, aprovecha el zarandeo para encontrar un nuevo equilibrio más estable.
También aquí escribir cada día lo que piensas de ti y de tus posibilidades puede ser muy terapéutico si cuestionas todo lo que escribes, si le das nuevos significados desde otras perspectivas. Eso sí requiere un trabajo intenso, justo en el momento en que el cuerpo de pide descansar y lamentarte, pero salvo que quieras instalarte en la queja y el "pobre de mi", será mejor hacerlo, ¿no?

Paso 3: la emoción

Nuestro sistema educativo y social sobrevalora lo racional y cognitivo sobre lo emocional, pero en realidad lo que nos hace estar bien o mal es cómo me siento, es decir, las emociones.
Tenemos muy poca autoconsciencia de la emoción, por eso lo dejo como tercer paso, porque los dos previos suelen aumentar la percepción física de la emoción ( ese nudo en la garganta, peso en el pecho, apretón en el estómago o en la barriga...)  es decir el feed-back somático de nuestro sistema nervioso autónomo que nos informa del mundo emocional. Racionalizarlo todo desatiende la emoción y eso nos enferma. Emocionalizarlo todo desatiende la razón y eso nos dificulta encontrar soluciones. Es decir que todo importa.
Cuando detectamos una emoción como un síntoma corporal hay que buscar que pensamientos la acompañan, que imágenes mentales, que diálogo interno, como nos sentimos. Eso nos da más consciencia de que nos dice esa sensación, nos permite identificar que la dispara y que la mejora.
Por ejemplo, de repente siento un nudo en el estómago y ganas de llorar...bien, respira hondo, acoge esa emoción y escudriña que pasa en tu mente que te dé información. Por ejemplo me descubro con una imagen mental catastrófica sobre el resultado de la crisis, o me estoy criticando por haber llegado a ese punto, o me estoy lamentando de mi suerte. Bien ahora sabes de que va esa emoción que te hace sentir mal y puedes enfrentarte a ella cuestionando esa imagen, diálogo o crítica, ponlo en dudad, dale alternativas, busca soluciones hasta que la emoción que te ha guiado a ese entendimiento se calme.
A veces la emoción es tan intensa que hay que ayudarse de cambios físicos como hacer deporte, salir al aire libre, leer algo interesante, hablar con alguien DE OTRA COSA, porque hablar una y otra vez de como me siento alimenta el bucle y de momento descargo pero refuerzo la emoción.
Es un trabajo personal intenso que durará lo que cada uno necesite, pero que dará como resultado un gran avance de autoconocimiento, un cambio en nuestra escala de valores y más fortaleza y recursos para el futuro.
Resultat d'imatges de crisis

En resumen, acorta el tiempo de lamentarte, ponte en marcha cuanto antes, focaliza en cambiar o aceptar el nuevo escenario de tu entorno y en ti mismo y aprovecha para aprender a indagar en tus emociones.
Pide ayuda si la necesitas a quién sepa dártela, no será debilidad, será puro pragmatismo y ganas de superar el bache cuanto antes.


domingo, 29 de enero de 2017

En psicoterapia ¿entender o resolver?. La flecha envenenada de Buda

Esta parábola de Buda, ilustra muy bien lo que quiero decir:


"Hubo una vez un hombre que fue herido por una flecha envenenada. Sus familiares y amigos le querían procurar un médico, pero el hombre enfermo se negaba, diciendo que antes quería saber el nombre del hombre que lo había herido, la casta a la que pertenecía y su lugar de origen. Quería saber también si este hombre era alto, fuerte, tenía la tez clara u oscura y también requería saber con qué tipo de arco le había disparado, y si la cuerda del arco estaba hecha de bambú, de cáñamo o de seda. Decía que quería saber si la pluma de la flecha provenía de un halcón, de un buitre o de un pavo real... Y preguntándose si el arco que había sido usado para dispararle era un arco común, uno curvo o uno de adelfa y todo tipo de información similar, el hombre murió sin saber las respuestas."

Resultat d'imatges de flecha envenenada


Hay psicoterapias que ponen el foco a encontrar explicación a como nos sentimos, otras a cambiar cómo nos sentimos.

Cómo en la parábola, arrancarse la flecha dejar sangrar la herida y minimizar el daño del veneno es mucho más sanador que entender lo que ha pasado.

Cuando algo deja de hacernos daño, entendamos o no en profundidad todo el proceso, damos un paso adelante, quedamos más ligeros, más libres. Entender lo que nos pasa no produce cambios por sí mismo, al contrario puede reforzar el mecanismo que nos daña. Sabemos demasiado de lo que nos gustaría cambiar y estamos peor.

Independientemente de la corriente terapéutica, cada terapeuta tiene sus propias creencias y objetivos inconscientes ante cualquier persona. Creo que si estos objetivos priorizan el cambio emocional a la comprensión racional, los resultados son mejores, mucho más rápidos y más sólidos.


viernes, 27 de enero de 2017

Como retener clientes siendo un psicoterapeuta ineficaz.

Esta entrada, os dotará de todos los trucos y artimañas para que los clientes sigan fieles a sus citas de terapia, sin necesidad de que saquen ningún provecho.

Resultat d'imatges de como retener clientes psicologia

Nunca ofrezcas sesiones, ofrece un proceso:

Al primer contacto, deja claro que la terapia es un proceso, que puede ser largo y lleno de estancamientos o retrocesos que forman parte inevitable de la mejoría final. Nunca establezcas un número de sesiones, ya que entonces el cliente podría interpretar que tiene un tiempo limitado para mejorar y se daría prisa en adherirse a la terapia, a veces con mejoras imprevisibles que te pueden hacer perder al cliente.

No simplifiques lo que puede ser complejo:

A veces las demandas pueden ser demasiado simples, del tipo "no duermo bien", "me cuesta relacionarme con desconocidos", etc. Si queremos hacer un trabajo largo y profundo, deberemos hacer ver lo complejo que puede ser lo que hay detrás de ese síntoma, lo complicados que somos las personas expresando cosas muy profundas, etc. Eso nos protegerá de los objetivos a corto plazo y de las mejorías inesperadas.

Define objetivos con habilidad:

Los objetivos que fidelizan son aquellos a largo plazo, complejos, subjetivos, que son motivadores pero inalcanzables. Cuando el cliente plantee objetivos demasiado asequibles, hazle ver que merece mucho más, que puede mucho más y que con tu ayuda puede llegar donde quiera ( recalca lo que "con mi ayuda"). La creencia de que "si quieres, puedes", siempre genera grandes objetivos a muy largo plazo, aprovéchala.

Señala las debilidades:

Las personas que son conscientes de sus debilidades, piden ayuda, saben que sin ayuda es muy difícil que las superen. Ensalzar sus fortalezas, aunque puede parecer motivador y orientado a la solución, en realidad puede hacer que se empodere antes de tiempo y ese exceso de autoestima prematuro precipitar una alta cuando aún no está preparado para enfrentarse a la realidad.


Redefine las mejorías:

Cuando alguien mejora, siempre hay que hacerle ver que podría ser sólo una mejora temporal o inestable, que las mejoras sólidas siempre son el resultado de un esfuerzo largo, duro y tenaz. Prepárale para la decepción, incluso provócala, para evitar que deje la terapia prematuramente cuando aún no está hecho todo el trabajo de asegurar los resultados.

Cuidado con ser provocador:

Muchos clientes se pierden por ser demasiado provocadores intentando sacarles de su zona de confort. Hay personas que se sienten muy cómodas integrando la terapia a su zona de confort, una vez nos conocen y confían, les damos una estabilidad muy importante que puede peligrar si los retamos a dar pasos en zona desconocida.

Utiliza las terapias previas:

En la primera visita es necesario hacer un análisis de las terapias previas , si las ha habido, y analizar porqué no han funcionado de tal modo que veamos las debilidades de las terapias de los demás y las fortalezas de las que le ofrecemos. A veces podemos sentir la tentación de poner en valor los avances conseguidos con otros terapeutas, lo cual no está exento de peligro, es un reencuadre que puede volverse en contra nuestra.


Alta con mecanismo de seguridad:

Cuando llega el momento de finalizar una terapia, suele funcionar unas cuantas sugestiones para asegurar el retorno del cliente si aparece cualquier dificultad. Las mejores fórmulas suelen ser del tipo, "cuando vuelvas a tener dificultades, bloqueos, inseguridad...( o lo que sea que hemos trabajado), ya sabes que te puedo ayudar. No es que queramos inocular la creencia de que volverá a estar mal, sino que lo preparamos para que nos pida ayuda a tiempo, cuando con certeza la necesitará.

Resultat d'imatges de pájaro libre


De todos modos, si eres un psicoterapeuta que cree que las personas tienen muchos recursos y fortalezas que respetar y valorar, si crees que debes ser lo más breve y eficaz posible para no generar dependencia, o bien has comprobado que los cambios también pueden ser rápidos, sorprendentes y fáciles. Si crees que la terapia es un proceso que debe hacer a la persona más independiente y  mas fuerte. Si puedes ver la fuerza y la ternura en cada persona y saber que tú sólo serás una ayuda temporal. Que tu intervención debe dar más flexibilidad y capacidad de volar por sí mismo a cada persona, de deben olvidarte pronto y no necesitarte mas. Si trabajas más por el placer de ser útil, de aprender de cada persona, de crecer con cada historia que te comparten, que por el dinero.

Entonces, y sólo entonces, mejor deja que la persona defina sus objetivos alcanzables, traza un plan de trabajo breve, directo, acotado en el tiempo, sin "visitas informativas a precios rebajados", sé completamente honesto si no sabes como manejar una dificultad y derívalo a quién creas que puede hacerlo mejor que tu, no prometas nada, no generes expectativas, genera ilusión, curiosidad, motivación y deja que sea cada persona quién encuentre sus límites. No hagas creer que "todo es posible si lo quieres", con tu ayuda. Mejor ayuda a definir sus deseos, sus espectativas, a hacerlas flexibles, a encontrar el placer en muchos resultados posibles.

Si sabes ver lo maravilloso que hay en cada ser humano, no creerás de debes cambiar a nadie, sólo darle herramientas para sacar más partido de sus muchas capacidades, atender a su demanda, no a tu prejuicio de lo que debería conseguir.

Sé impecable, trabaja tus creencias sobre ti y sobre los demás y cuando sepas valorarte y valorar a quién tienes delante sin juzgar, dándole permiso para ser totalmente libre, estarás preparado para tener un alto impacto positivo en tu trabajo. No hagas ni una visita más de las necesarias, menos es mas.