Benvinguts / Bienvenidos

Benvinguts a un espai on gaudir de ser conscient de la vida, de cada moment, de ser valuosos i de saber que tot pot canviar a millor, només cal descobrir com fer-ho.


Bienvenidos a un espacio donde gozar de ser consciente de la vida, de cada momento, de ser valiosos i de saber que todo puede cambiar a mejor, sólo hace falta descubrir cómo hacerlo.

lunes, 28 de diciembre de 2015

PROSAESÍA: APRENDE

 ¡Aprende!, cada día de tu vida, para eso estás aquí, para aprender.

Aprende de tus aciertos, de tus errores, de tus lágrimas, de tus viajes, de los libros, de los amigos, de los enemigos, de la vida, ¡Aprende!

Cada árbol, cada noche, cada amanecer, cada ser vivo, cada momento, cada casualidad, cada sorpresa tienen una lección importante para ti.

Aprende a abrir los ojos, a fascinarte, a estar al acecho de cada oportunidad de aprender.


Equivócate si hace falta...pero ¡Aprende!

La vida, como maestra tenaz que es, te dará tantas ocasiones como necesites para aprender, te repetirá la lección de mil maneras, pondrá tantos maestros en tu camino como necesites, todo para que aprendas y hasta que aprendas. Así que estate tan atento como para aprender a la primera sino quieres repetir curso una y otra vez.

Pregunta, busca, husmea, experimenta, habla con desconocidos, déjate experimentar. No atesores objetos, sinó experiencias, no busques cosas que esconder en un cajón, busca cosas que incorporar a ti mismo. 

Viaja ligero de equipaje, con la mente abierta, la mirada atenta, sin miedo, busca la sabiduría que cada ser regala a su entorno. Observa como medita el gato, como vuela la cigüeña, como acecha pacientemente la salamanquesa. ¡Aprende de ellos!

Cada árbol es un libro a leer, cada río un sonido que enseña el movimiento más fácil, que se adapta, fluye, refresca y trae vida. Haz como si fueras río y aprende de él, sé árbol, sé tu mismo como un árbol, anclado a la tierra y abierto al cielo, fuerte y flexible, cambiando con las estaciones y la edad, alargando tus raíces en las sequías y dando fruto para que otras vidas se alimenten. Aprende a ser árbol, paciente, perseverante, dando cobijo y alimento, esparciendo semillas que crecerán más allá de ti. ¡enseña!




Nunca cierres tus ventanas, deja que entre siempre aire fresco, deja que haya corriente de aire, que se lleve lo que ya no es útil y aporte nuevos aprendizajes. Más allá de ti hay un mundo de talento y creatividad esperando que despiertes para acogerte. ¡Despierta! ponte en camino, deja que tus retos sean tus piernas, que la curiosidad te dé energía, deja que la intuición te muestre el siguiente paso, no temas tropezar, te enseñará a levantarte.

Ah, y debes saber que los mejores aprendizajes pueden estar en lo que menos nos gusta, en ese momento difícil, en ese error, en esa persona que nos desagrada. Ahí está la lección más útil, disfrazada de problema. Tú mismo, si no la sabes ver, se te presentará tantas veces como necesites, la vida no tiene prisa, ella no tiene el tiempo finito como tú ¡apresúrate! y pasa a la siguiente lección.

Ama, pasea, canta, baila, pinta, ríete, arrúgate, corre hasta quedar sin aliento, haz el ridículo, arriesga.

El barco, está más seguro en el puerto, pero no fue hecho para eso. 

Así que sal a navegar, descubre nuevos mares, nuevas islas, !aprende¡ busca nuevas aguas que surcar, haz algo nuevo cada día, cambia, evoluciona, descubre todo cuanto puedes aprender.

¡APRENDE A APRENDER!







domingo, 27 de diciembre de 2015

El psicoterapeuta: a través del espejo.

Como Alicia a través del espejo, el psicoterapeuta ante otra persona se asoma a un espejo que puede simplemente reflejarle a si mismo, o ser una puerta al mundo del cliente, o como os voy a proponer, puede ser algo mucho más generativo e interesante.

Como termina reflexionando Alicia: "El Rey Rojo fue parte de mi sueño..., pero también es cierto que yo formé parte del suyo".

Al igual que en la relación terapéutica, a veces cuesta delimitar a los personajes y el papel que realmente juegan en la terapia. ¿Quién hace terapia a quién?, ¿quién ve en el otro a partes de sí mismo?,¿ quién ayuda a quién realmente?


Moving Your Soul, Another Way To Live With Alzheimer's


El peligro del terapeuta es bien conocido: poner su manera de entender el mundo, sus etiquetas, sus verdades "al servicio" del paciente, aconsejar, dar opiniones, juicios...pero ¿acaso los terapeutas somos Budas iluminados con una salud mental envidiable y un equilibrio interno perfecto?

Pues claro que no, y aunque así lo fuera, que no es el caso, insisto, nuestras soluciones, recursos y verdades no son necesariamente útiles para nuestros pacientes.

Como Alicia cuando cruza el espejo, se encuentra con un mundo donde las reglas son otras, donde las cosas se comportan distinto y dan resultados distintos. Así que los recursos del terapeuta no sirven a nadie más que a sí mismo, sus verdades son falsas en los mundos ajenos y los protocolos de los libros no se adaptan a la realidad.

Visto así , la terapia es un objetivo imposible, ineficaz, como dos personas hablando dos idiomas distintos, que no se comprenden, que sus culturas no encajan...y así es, si lo planteamos así.

Por eso muchas terapias fallan, o no sirven de nada, simplemente el terapeuta "entra en el mundo del paciente a cambiar cosas según su criterio" o ni siquiera hace eso y aplica "soluciones enlatadas" o peor aún "proyecta sus propios problemas al paciente". Sea como sea, no suele funcionar nada que no provenga del propio paciente. No des nada por supuesto, o te puedes encontrar como en el siguiente vídeo:



Además "atravesar el espejo" es peligroso para el terapeuta que puede quedarse atrapado en ese mundo y perder la perspectiva, además de gastar mucha energía en ello, y para el paciente que puede no aceptar al "intruso" en su interior y vivirlo como una agresión.

Tras unos años de experiencia en el tema , creo que lo que mejor funciona para ambas partes, es seguir la frase de Fernando Pessoa: "El espejo refleja la verdad; no se equivoca porque no piensa".

Ser el espejo , ni atravesarlo, ni mirar a través de él, como quizás diría Bruce Lee " Be the looking glass, my friend "

Alice_Through_LookingGlass_tease

Ser el espejo de la persona que tenemos delante es mantenerse centrado, sin juicio, estar presente, y devolver una imagen  al paciente sin cambiarla, sin pensar, simplemente crear un campo de relación que de acogida a todo lo que surja durante la relación terapéutica, sin opinar, sin dar consejos.

Antes de empezar cada sesión, es necesario centrarse, relajarse, conectar con el paciente y abrirse al campo. Dejar que las cosas surjan sin forzar, fluidamente. Es como preparar un campo para sembrar, pero no poner ni tu intención ni tus semillas, sólo labrar, abonar, y regar. No es tu campo, no decidas lo que debe crecer en él.

Ser espejo permite confrontar al paciente con su historia, permitirle ver la imagen que da de si mismo, hacerle consciente de como se habla a sí mismo, que tono y que palabras usa, si habla del pasado, presente, futuro, si se reconoce los éxitos, si se critica los errores, como estructura su pensamiento y hacerle conscientes de sus emociones.

Pero sin alterar nada, como un espejo, sólo dirigimos el foco de atención a los detalles, para generar consciencia, facilitar la reinterpretación, mostrar las máscaras.

MÁGICO. El alma universal  es el verdadero espejo en el que la vida cósmica entera se refleja.

Eso permite, por un lado , un profundo respeto por el mundo del otro y una gran humildad sobre nuestras verdades. Por otro lado , permitimos al paciente, encontrar su propio reflejo, sus recursos, sus verdades, sus estrategias nuevas para cambiar lo que quieran cambiar de lo que ven en el espejo.

Las tareas que usamos en terapia breve estratégica entre una sesión y otra, deben servir para eso mismo, para ver más matices, más profundidad, más consciencia de la realidad y los potenciales de uno mismo.

Aviso, no todos los pacientes están dispuestos a mirarse a sí mismos con sinceridad, pero bien, el verdadero respeto por su mundo incluye aceptarque dejen de venir i sigan usando sus máscaras, al fin y al cabo más o menos les funcionan. ¿quién soy yo para juzgar eso? Si quieres estar mal, lo respeto, si quieres estar bien, generaremos juntos el espacio para que puedas conseguirlo. 

Para el terapeuta es un espacio para estar centrado, relajado, verdaderamente conectado con el paciente, no con su relato sinó con la persona, ayudándole a ser autónomo con sus propias soluciones, previniendo la dependencia y fomentando la autoestima.

Cuando respetas de verdad el mundo del paciente, sin compararlo con el tuyo, estás en situación de ser un buen espejo, permitir que el paciente vea su propia imagen, sea quién decida qué quiere cambiar, sea testigo de los cambios y logre enamorarse de sí mismo, viendo una imagen cada vez más profunda, más tridimensional, más allá de las máscaras, creando una realidad de sí mismo multidimensional donde el pensamiento, las emociones, el pasado y el futuro se integren en un presente donde ser libre y orgulloso de ser único, de tener valor por ser justamente lo que es.

Me gusta creer que mi trabajo como psicoterapeuta consiste en conseguir que las personas se enamoren de sí mismas y para eso deben verse tal como son ante un espejo, amar sus virtudes, perdonarse lo que creen que son sus errores, ser amable con sus defectos, tratarse con respeto y cuidarse, ser conscientes de sus emociones, su diálogo interno, sus verdades, y sobretodo que sepan que son únicos y valiosos por sí mismos.

Pero para lograr eso hay que ser un espejo, no un juez ni un consejero, ni un "experto", es mucho más sencillo, como acompañarlo de la mano a visitar todo lo que necesita visitar para conseguir los cambios que desea.

Además, trabajar así es un placer, acabas las sesiones regenerado, relajado, feliz. Y si un terapeuta no lo ves disfrutar de su trabajo, difícilmente te podrá ayudar ¿ no lo creéis ? o des de el lado del terapeuta, si no disfrutas de cada sesión, ¿como puedes ser un buen terapeuta?

mirror lake








martes, 6 de octubre de 2015

Hipnosis aplicada a los trastornos psicosomáticos y el dolor.





Enseñaremos y practicaremos técnicas sencillas y efectivas para mejorar el dolor crónico y todos los síntomas con un componente psicosomático ( alergias, colon irritable, dermatitis, psoriasis, contracturas, etc.) Será una amena jornada para adquirir herramientas útiles tanto para autoaplicación como para terapeutas.


jueves, 23 de julio de 2015

LA VERDADERO MATRIMONIO PERFECTO: cásate contigo.


Siempre que escucho unos votos matrimoniales me pregunto si los novios también se los prometen a sí mismos.

De hecho, esos votos DEBERÍAMOS , prometérnoslos solemnemente a nosotros mismos y dejar a la otra persona en paz. Seríamos mucho mejor compañía si respetamos esos votos en nosotros mismos.

Por lo tanto, basta ya de anteponer la "heteroestima" a la autoestima, al fin y al cabo el amor bien entendido empieza por uno mismo.

Al final del artículo hay unos ejemplos de votos matrimoniales especialmente bellos, mi propuesta de ejercicio es:

-léelos con calma, entendiendo cada palabra, cada intención.
-siente como resuenan en ti, te ayudará a detectar donde están tus puntos a cuidar y mejorar ( y pide ayuda si lo necesitas)
-elige un momento solemne, incluso con testigos, incluso vístete especialmente para la ocasión, hasta un anillo para recordarlo siempre que lo mires ¿porqué no?
-ofrécete esos votos a ti mismo, como un profundo compromiso con tu ser.
-recuerda a lo largo de tu vida esos votos y respétalos.


Si quiero vivir plenamente, debo ser mi mejor amigo, compañero, amante, debo honrarme y respetarme, alentarme, ser sincero, abrazar mis virtudes y mis defectos, mirarme con ternura, comprensión, aceptación, y sobretodo ser fiel a mi mismo y no abandonarme nunca.

¿Cómo puedo prometerle eso a otra persona si no me lo permito antes a mí mismo?

Soy un mal compañero para mi mismo:

Cuando,
   me soy infiel ( a mis valores, a mis principios )
   permito relaciones que me hacen daño.
   maltrato mi cuerpo.
   me critico con dureza.
   no me perdono los errores.
   me pierdo el respeto.
   me desprecio.
   no me creo merecedor de amor, reconocimiento, etc.
   
Y no existe el divorcio para este tipo de fracaso matrimonial...así que o luchas por "tu matrimonio" o estás perdido.


Cuando tu relación contigo mismo funcione bien, estarás preparado para relacionarte con los demás de verdad..

Como dice Stephen Gilligan: "la distancia entre uno y los demás es la misma que entre uno y su propio corazón". Os recomiendo su libro "La valentía de amar" donde da mucha importancia a la relación con uno mismo por encima de todo.

Cuando buscamos en una relación lo que no nos ofrecemos a nosotros mismos, cuando damos a los demás lo que no nos damos a nosotros, la insatisfacción, el fracaso, la frustración, la sensación de deuda, etc. hacen que las relaciones no funcionen, generen dependencia, sufrimiento, agresividad y no nos aporten nada.

No es justo atribuirle a la otra persona nuestro fracaso personal. Hay que tomar la responsabilidad sobre uno mismo y sólo a partir de ahí podemos basar nuestras relaciones de un modo positivo.









FUENTE: http://www.bodascondetalle.es/2014/01/ideas-para-los-votos-matrimoniales.html

Que seas muy feliz y deja a las perdices volar en paz.

viernes, 17 de julio de 2015

El estornino y la bandada.

Quizás fueran esos días de primavera, en que el sol toma fuerza para calentar el aire hasta provocar flores y cantos de pájaros...o quizás fue azar, pero nuestra historia empieza con un canto en lo más profundo del bosque no muy lejos del Mediterráneo.
Una bandada de estorninos, no tan numerosa como suele ser, volaba al atardecer buscando donde posarse para pasar la noche. Una pareja empezaban a mirarse, dejando que la primavera les llevara a su modo, hasta que construyeron un nido y pusieron huevos. La vida seguía, siempre adelante. 

Resultat d'imatges de estorninos

Así fue como pasó volando el mes de abril hasta abrir los huevos y nacer dos polluelos muy bellos, cada uno de ellos único y distinto. Pero entre los estorninos, la diferencia no era muy bien vista. Para encajar en una bandada, lo mejor es ser como todos los demás. Uno de los polluelos, tenía un plumaje mas iridiscente, tenia sueños, tenia ganas de salir de la bandada y conocer nuevos lugares. Él no eligió ser así, simplemente lo era, pero su padre, vio en él sus propios anhelos de mundo, todo a lo que no tuvo opción ..y sin darse cuenta, quiso ayudarlo como él había aprendido: seguir las normas de la bandada es la mejor opción. El padre ya perdió su batalla contra el suyo, así que sólo sabía hacer lo mismo con sus hijos, seguir la honorable tradición de los estorninos, la disciplina de la bandada. 

El padre estornino, suplía su miedo a los desconocido, su inseguridad , siguiendo las normas como si fueran ley y aplicándolas a los demás, como hicieron con él...

 La madre, vio en sus polluelos toda su grandeza y posibilidades, veía especialmente en uno de ellos sus plumas brillantes, sus alas fuertes, sus sueños...sabía que era distinto, que era mejor... pero no podía hacer nada por él. Las hembras de estornino, cuidan de sus polluelos bajo las normas del macho, y el macho bajo las de la bandada y así ha sido siempre...nada podía hacer la madre para contradecir lo establecido. Tal vez a escondidas, arriesgándose, podia alentar a su hijo a ser quién era, pero el miedo a los picotazos del macho se lo impedían.

 Así creció ese polluelo, sin darse cuenta, vio a su padre descargar su frustración sobre su familia, haciéndoles sentir menos que él...para sentirse mejor, educando a sus hijos como estorninos de manada, por su propio bien les prohibió ser distintos. quizás creyó que debilitándoles les protegía de jos juicios de la bandada...quién sabe...ni él lo sabe. Los quería tanto y tan mal...

Pero el pequeño  no entendía nada, sólo veía que no encajaba, que él era distinto, brillaba más, era más fuerte, más bello, más vital, más creativo...pero eso irritaba al padre que temía que su hijo no fuera aceptado, así que intentó arrancarle las plumas brillantes que contenían sus ansias de volar lejos.

Y creció, creyendo que él era menos que los demás, que era peor, en lugar de simplemente distinto...se sentía humillado por su propia belleza. Recibía picotazos de los que no le comprendían, se sintió humillado de ser quién era, dejó de amarse, dejó de permitir que sus plumas brillaran...se rindió como su padre.





Pero algo en él era tan fuerte, tan intenso, tan vivo, tan especial, que no pudo reprimirlo más y la llamada del viento del norte lo puso en camino, voló y voló hacia el encuentro de si mismo, el viento limpió sus alas, brillando de nuevo como nácar al sol. 

Nuevos paisajes donde pudo desplegar su esplendor, su brillos, otras bandadas más coloridas le acogieron, fue feliz...o casi. Algo en su interior siguió apagando su brillo, se sentía menos que los demás, no podía ver la fuerza de su ser, no podía escuchar el canto de su alma, no podía sentir su esencia. Seguía desconectado de sí mismo, ahora que podía ser quién era, faltaba algo...aún no se amaba.

Ese vacío atrajo pájaros oscuros que se aprovechaban de ese vacío y le hicieron sentir vulnerable. Otros con el mismo vacío, también se le acercaron para compartir su miedo.

Así que voló un poco más lejos, Buscó otros paisajes más parecidos a su tierra natal...pero esos pájaros le siguieron, no podía huir de ellos, anidaban dentro de él... todo parecía perdido...ese parecía su papel en la vida, ser débil, dejarse, abandonarse.

El pajarito dejó de volar, paró su migración, quedó paralizado, desorientado, en el suelo. Ya nada importaba...permaneció en ese rincón oscuro, protegido de todo menos de sí mismo. Pobrecillo...

De repente un extravagante pajarraco pasó por allí, era una grulla coronada, con sus colores estridentes y sus plumas erizadas. El extraño pájaro se lo miró fascinado, ¡wow! un estornino brillante como un espejo, qué maravilla ! - dijo la grulla.

Resultat d'imatges de grulla coronada?

El estornino, asombrado por el aspecto y el comentario de la grulla quedó callado, con un nudo en el estómago, un poco de miedo y una extraña sensación de alivio...no entendía nada.
La grulla se lo miraba de arriba a abajo, con su largo cuello haciendo rápidos movimientos, soltando risas...parecía loca. Sus largas patas se movían hipnóticamente, sus ojos , de mirada extrañamente acogedora, brillaban como soles al acercarse al estornino.

Compartieron largo rato, el estornino le contó su historia, ante el entusiasmo de la grulla que no paraba de decir:
-¿de veras?
-¿tu sólo hiciste ese viaje?
-impresionante !
-¡que fuerza veo en ti !
-¡increible !

La grulla, como un espejo, le devolvía su brillo al estornino, le permitía ver sus plumas irisadas reflejadas en sus ojos...el grotesco pajarraco pareció desaparecer y ser sólo un espejo donde el estornino podía verse reflejado sin los filtros de los demás...la grulla desapareció...ya no hacía falta su presencia para que el estornino se viera en todo su esplendor, pudiera estar conectado con su esencia, pudiera amarse incondicionalmente.

Se dio cuenta que lo que enriquece a las bandadas son los pájaros distintos, los mas especiales, los que encajan sus brillos en el conjunto de todos los demás, ser uno mismo entre cientos y brillar sin límites, ser parte de algo y al tiempo ser único y distinto...no necesitaba ser aceptado por todos, sólo por sí mismo.

Clavó su mirada en el horizonte, emprendió el vuelo, la siguiente etapa estaba cada vez más clara, se tenia a sí mismo como brújula, su fuerza y su sabiduría por fin llegaban hasta la punta de sus alas, su vuelo era poesía en el viento, la siguiente etapa acababa de empezar. Todo era nuevo, todo había cambiado, él era por fin . Dejó de disimular su brillo, se dio cuenta que era un estornino soberbio, que estaba en su naturaleza brillar de ese modo, sabía que ahora por fin podía lucir sus colores donde fuera que sus alas le llevaran.

Y empezó a volar cada vez más alto, empezó a vivir esta nueva etapa, empezó a escribir su verdadera historia por sí mismo, la que intuyó la grulla, la que intuyó su madre, la que merece su alma, el regalo de su linaje.

 Błękitnik rudogardły

Lo mejor está en la segunda etapa de esta historia, lo más increíble, lo más profundo, la esencia...
Escribela, vívela, a por ello !


viernes, 29 de mayo de 2015

PROSAESIA: A TU EM DONO

Hathor pels egipcis, Uzume al japó, la Eufrósine grega o les Gràcies romanes, sempre has estat entre nosaltres, predestinada a trobar-me, i jo et dic pel teu nom: ALEGRIA.

L'alegria de viure, de compartir, de ser qui sóc, d'estimar, de fruir com un cadell del joc i la bogeria, de les sorpreses i del dia a dia, de l'anhel i del record, alegria de sentir herba fresca sota els peus, alegria de la blavor del mar sota roques blanques, d'illes besades per onades de complicitat.

Alegria per a qui tingui la sort d'estar el meu costat, a qui com una flor delicada li regalaré per a delit dels nostres sentits.


Per fi em rendeixo, em dono a tu, per a ser teva del tot, sense condicions, deixant-me anar a la fi, sense voler desdir-me. Vull estar sempre més sentint-te dins meu, bategant-me al pit, inspirant la ment, dictant la paraula. 

Sí, sí, m'entrego, sóc el teu ostatge, el teu desitjat trofeu, per fi sóc teva i tu meva, per fi som un sol alè, un sol impuls, la mateixa essència.

Ja no em conformo amb menys, ara ja et vull sempre amb mi, sense atenuants, intensa, càlida, permanent, forta i divina.

Ah, i tinc feina per a tu, vull que em facis moltes coses cada dia.

Vull que m'acariciïs com el rierol a la muntanya, vull que m'escalfis com el sol fa amb les ales de les papallones, vull que em somniïs com jo a les fades, vull que em desitgis com jo a l'aroma de les roses, vull que em cuidis com la nit cuida del dia, que m'acaronis cada rialla. Em cal sentir-te, tendra i ferotge en cada gota de rosada sobre els meus rínxols i com digué Neruda, vull que facis amb mi el que la primavera li fa als cirerers.

T'he trobat i te perdut ja massa voltes, ara ja et quedes amb mi per a sempre, perquè jo ho vull, perquè jo ho mereixo, perquè ets meva i jo teva, perquè et necessito per a donar color a cada moment, per a perfumar l'aire que respiro, per a què la meva pell senti la tebior avellutada de la primavera, sensual presència de la vida en mi.

I estarem plegades en cada somriure i en cada ensurt, en cada tempesta i sortida de sol, en cada crit i en cada silenci. I és per això que sé que restarem unides a partir d'ara, perquè jo et dono sentit i tu a mi, perquè si , perquè així és, com l'ametller florint a l'hivern o el bruc a la tardor, inseparables.

Fes de mi el que vulguis, acompanya'm a descobrir el món, posa el teu món dins meu, posa el mar turquesa dels meus ulls en el teu oceà profund, posa el sol als meus cabells, barreja'm, dóna'm intensitat, profunditat, frondositat, enteresa i ,a canvi, jo et donaré el coratge i la força per romandre amb mi cada dia.

No és un tracte, ni una proposta, és un fet, una trobada inevitable i desitjada, augurada pels oracles des del principi dels temps, i per fi ets aquí, filla del destí i la intuïció, de les coincidències i la Lluna.


Dona'm la mà, i serem un, perquè a tu em dono i de tu en prenc, a parts iguals.




jueves, 7 de mayo de 2015

EL VIATGE

Quan els sol es ponia darrere les acàcies, entre les llums vermelles del capvespre un nen somniava despert. Es deia Idrissa, o Idi com li deia tothom. D'ull vius, pell negra, olor de karité i somriure radiant.

Era un nen somniador, que volia veure món, aprendre llengües, creuar l'oceà en una barca de colors ben vius, sentir la terra calenta sota els peus, jugar amb el borrissol de les llavors del baobab tot imaginant que eren els seus desitjos que el vent s'emportava per a ser complerts.

I sobretot volia saber qui era ell realment. Als seus 10 anys , encara no havia endreçat les idees del seu llinatge. Per una banda era diola, com el seus avis materns, però alhora era mandinga com els pares del seu pare, però allà a Kaolak ningú parlava aquestes llengues sinó francès i wolof, així que també les va aprendre. Els seus pares es van conèixer a Dakar no sense el recel de les famílies per la barreja que això suposava. Entre ells parlaven wolof i amb l'Idi també, a diferència dels seus avis que li parlaven les seves pròpies llengües. La barreja de tradicions, de creences, de llengües i te religions el trasbalsaven. Mentre la seva mare era catòlica , el seu pare era musulmà, cosa freqüent en aquella zona.


Però i ell, qui sería quan fos gran? De moment observaba als pares, treballant de sol a sol per ajudar a les seves famílies, que vivíen als seud poblats, sense donar-se un caprici superflu, només vivint pels altres, i no obstant això feliços i orgullosos de fer-ho.

Quan en Idi va tenir edad per traballar va ajudar al seu pare a la ciutat i a la seva mare al camp, i de passada cuidava dels germans petits. No hi havia massa temps per a res més i menys encara per a trobar-se a sí mateix, com a molt alguna escapada furtiva per a fer alguna malifeta amb els seus amics. Almenys això el feia sentir lliure.

Un dia de pluja, amb fang fins als genolls va topar-se amb un suis acabat d'arribar al país que, enfangat com ell, intentava refugir-se de l'aiguat. Aixoplugats sota un tendal veien la silueta desdibuixada dels baobabs de les afores sota la cortina d'aigua. L'olor a terra, el soroll de l'aigua els absorbí fins el punt que no es van adonar que estaven tant aprop l'un de l'altre fins passada la tempesta. En veure's, sorpresos, el suïs es va presentar a l'Idi com a Marcel i li va explicar que volia viatjar cap al sud però que necessitava un guia que li fes de traductor.

L'Idi, va veure l'oportunitat de viatjar i amb l'esquer dels diners que guanyaria com a guia i l'excusa d'anar a veure al seus avis va convèncer als pares i es va posar en camí.

De fet ell no havia viatjat mai, així que amb un mapa arrugat, el seu do de llengües i la juventut en va tenir prou per a enrolar-se amb en Marcel en l'aventura dels seus somnis. En Marcel, un home madur, de cabells canosos rinxolats i ulls clars, amb moltes històries interessants per explicar, era professor de filosofia al seu país, cosa que a l'Idi li resultava molt extranya.

Conduint el cotxe del pare, l'Idrissa va portar a en Marcel cap el sud. Ambdós àvids de saber el que l'altre sabia. L'Idi, li preguntava sobre Europa, sobre el que es deia dels europeus i les seves costums, mentre que en Marcel, volia saber com es vivia allà, quies ètnies convivien, com éra que l'Idi parlava tantes llengües locals, quina religió professava...

Durant hores de trajecte van intercanviar experiències i confidències fins arribar al poblat dels avis paterns en territori mandinga on l'arribada de l'Idi amb un extranger va ser tot un daltabaix. En Marcel, veient com tot el poble s'alegrava de veure a l'Idi, que feia tants anys que no hi anava es va emocionar. L'Idi parlava el mandinka amb fluidesa i de seguida va ser un més al poble. En Marcel va ser acceptat, gràcies a que l'Idi va seguir tot el protocol per a que un extranger hi fos benvingut.

Amb un emotiu comiat , després d'uns dies van seguir tot travessant Gambia fins a la terra dels Diola, en Marcel estava fascinat, i l'Idi semblava crèixer un any cada dia, ja semblava un home aquesll noi que va sortir de casa fa tot just uns dies. Arribant al poblat dels avis materns, l'Idi , com si fos poseit, va començar a parlar en diola com si res i va ser rebut per tot el poble amb una alegria que feia que en Marcel es quedés entre la perplexitat i l'enveja. Ell que venia d'un pais on la gent era tant diferent, veure com tot un poble celebra al nouvingut l'emocionava. Sota un fromagier, una enorme ceiba que com els baobabs del nord, eren arbres sagrat i màgics, un sopar en honor de l'Idi es celebrava fins ben tard. En Marcel, gaudint del caràcter més obert dels diola, s'hi va sentir com acasa, tot i que no entenia ni un borrall tret d'alguna traducció al francès que li feia l'Idi.

En Marcel estava fascinat amb l'Idrissa, el veia tant savi, tant flexible, adaptant-se a tot, improvitzant, presumint de les seves arrels, compartint la seva joventut, el seu riure, el seu innegable atractiu per les noies, generós amb els seus, espontani, connectat amb la terra, amb la vida, amb ell mateix. Formava part del seu entorn íntimament. Pensava que es canviaria per ell ara mateix, àdhuc, li envejava la seva pell fosca i brillant a prova de sol, no com la seva que es cremava fàcilment.


Van seguir el riu Casamance fins al seu delta, i van travesar encara molts paisatges i aventures, fins a tornar a Kaolack, on acabava el viatge per l'Idi. Les ultimes hores del trajecte, circulant pel voral de la carretera, que estava millor que l'asfalt, l'Idi no parlava, la seva mirada s'apagava i el cotxe anava més lent, mentre ell semblava que tornava a ser petit. En Marcel, que per contra estava radiant de les experiencies viscudes, amb la confiança que aquestes setmanes els havien donat, li va preguntar obertament què li passava. L'Idrissa, va aturar el cotxe i envaït per la tristesa, va esclatar a plorar: no sé qui sóc, no sé que vull, no sé res de mi, només sé el que s'espera que faci, no tinc elecció. De vegades penso que seria millor ficar-me en problemes que seguir atrapat on sóc.

En Marcel, que ja venia de cometre tots el errors , i que encarava el que li quedava de vida amb molta més perspectiva, es va limitar a dir:

" tu ets com els poderosos elefants que creuen la sabana, cada estació de l'any, cada paisatge, cada riu, son només circumstàncies, res no els atrapa. Ells sempre són qui son siguin on siguin, com el teu nom Idrissa, que significa immortal ¿ho sabíes? Ells saben qui són perquè no s'ho pregunten, i no s'ho pregunten perquè ja ho saben. Ells son el camí que fan, tant com el camí els fa a ells. Com tu ets aquest viatge que estàs fent i aquest viatge et  fa a tu. "

L'Idrissa va prendre's uns minuts de silenci per a entendre profundament les paraules del Marcel,  i amb un somriure als llavis va engegar el cotxe.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Taller de fin de semana: " EL MEJOR VIAJE DE MI VIDA"

Este fin de semana regálate un viaje de lujo, te lo mereces.  

Pero por una vez, no es un viaje para huir lejos, sino hacia ser feliz estando aquí y ahora.
Un viaje de descubrimiento. Descubrir cómo conectar con lo mejor de ti mismo y soltar eso que ya no necesitas y que te impide avanzar.


Nos sentimos orgullosos de presentarte este taller inspirado en la alegría y la travesura como el mejor camino de aprendizaje . ¿Recuerdas cuando eras pequeño y aprendías jugando, riendo, compartiendo con tus amigos? Pues te invitamos a seguir haciéndolo, aprende con la curiosidad y espíritu de un niño lo que necesitas para ser un adulto feliz.


Este taller, está diseñado para crecer disfrutando, aprender desde lo positivo, conectar con nuestros recursos para fluir con la vida desde el respeto hacia uno mismo, reapoderarse de nuestro poder personal y usarlo para aportar fuerza e ilusión a nuestras vidas.

Estos aprendizajes nos permiten superar y prevenir el estrés, la depresión, la indefensión o el victimismo y ser protagonistas de nuestras vidas y de nuestras decisiones.

Para ello vamos a utilizar técnicas de PNL, terapia breve, mindfulness, relajación consciente, narración terapéutica y alguna sorpresa más, para que vayas avanzando con seguridad con tus propios recursos.

El taller está pensado como un viaje que empieza suave y tranquilo y va creciendo en fuerza e intensidad a través de las experiencias que vivimos hasta ser el mejor viaje de fin de semana que puedes imaginar. Un viaje hacia el interior, hacia el presente, hacia la conexión con tu alegría de vivir.

Todos los viajes nos transforman... pero algunos además nos hacen crecer. 

Buscamos aventureros con ganas de descubrir nuevas posibilidades y poner rumbo a su vida.

Lugar: Centre Ànima, c/ Muntaner 45 1º 2ª, Barcelona
Horario: sábado 30 y domingo 31 de mayo 2015 de 10 a 18h, con descansos para comer.
Precio: 120 euros
Información e inscripciones: emocionsicanvi@gmail.com , o por whatsapp al  626573075  o en Facebook





Dijo Confucio:

OIGO Y OLVIDO, VEO Y APRENDO, HAGO Y ENTIENDO.

Por eso nuestros talleres son vivenciales, proporcionan experiencias que nos llevan a aprendizajes profundos.

Entendemos la PNL como un camino de aprendizaje , una manera de vivir más congruente con uno mismo. Y para transmitir eso hay que pasar por las experiencias, la teoría de los libros no sirve para entender.

Cada experiencia con la que aprendemos, tiene un efecto terapéutico sobre nosotros mismos, así que comprender y sentir el resultado al mismo tiempo, es la mejor manera de pasar por la vida.

Quienes somos:

Jordi Reviriego:

Psicoterapeuta y Licenciado en Medicina y Cirugía por la UB, especialista en medicina familiar y en geriatría. Profesor asociado clínico de medicina de la UAB , Máster en PNL, Hipnosis Ericksoniana, Trainer en PNL y postgrado UdG en Terapia Breve Estratégica. Formado en mindfulness, Reiki II, ho’oponopono y meditación consciente.



Esther Garcia Font:

Psicoterapeuta y Diplomada en Enfermería, especialista en Medicina del Trabajo , Técnica superior en Prevención de Riesgos Laborales y Auditora en Prevención , Naturópata, Reiki II y ho’oponopono y meditación consciente, Terapia Breve Estratégica, Máster en PNL y Hipnosis ericksoniana.





Para el perfecto funcionamiento y aprovechamiento del curso formaremos un grupo pequeño , por lo que las plazas serán limitadas y por orden de inscripción. Venid con ropa cómoda y ganas de compartir, crecer y disfrutar de la frescura de la vida.



martes, 3 de febrero de 2015

EL MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO

Probablemente el miedo a hablar en público sea el más común de todos los miedos. Desde una ligera inquietud hasta una intensa fobia, hablar en público nos pone a prueba a todos.

Pero, ¿por qué? ¿cómo se genera ese miedo?

Probablemente sólo hay dos miedos innatos:
-a caer o perder el equilibrio
-a los ruidos fuertes

Todos los demás miedos son aprendidos  a partir de experiencias o de ver a otras personas pasar por esas experiencias, especialmente durante nuestro primeros años de vida.

Ese día en el colegio en que hablaste ante la clase y algo fue mal, o simplemente fue otro niño el que pasó un mal rato y asumiste que te podía pasar a ti, ese fiesta familiar en que te obligaron a decir una poesía y te sentiste forzado... Pasamos desde niños por muchas experiencias que hacen de detonante pero, es a partir de los 4 o 5 años, cuando aparece el sentimiento de vergüenza y alguna de esas experiencias produce un"imprinting", una huella emocional. A partir de entonces , las situaciones que nos hacen revivir esa sensación emocional desagradable, las vivimos con angustia, incluso antes de que ocurran.

Cuando anticipamos un peligro, es porque a partir de una sensación emocional incómoda empezamos a anticipar el peor de los escenarios futuros posibles.

Cuando me proponen hablar en público y siento ese nudo en el estómago, todo lo que imagino que pasará está influenciado por esa angustia. Por lo tanto montaré un escenario terrorífico en el que todo sale mal, Esa anticipación aumenta mi angustia y el círculo vicioso está servido.



La respuesta común de todos los animales ante un peligro real o percibido suele ser:
-lucha
-huida
-parálisis

En el caso de hablar en público:
- la "lucha" provoca un gran desgaste al orador, está tenso, agresivo, no admite que se le cuestione.
- la huida suele ser desde negarse, hasta enfermar poco antes, o quedar sin voz, hasta hacer una presentación en público lo más breve, rápida y desapercibida posible.
- la parálisis, nos deja "congelados" en el escenario, lentos, torpes, sin recursos.

Además, se suele cumplir la ley de "la profecía autocumplida". Si subo a un escenario angustiado y temeroso, mi voz sonará débil y entrecortada, mi explicación será más confusa, el público me mirará extrañado y eso aumentará mi sensación de fracaso hasta que mi peor escenario se haga realidad, el feed-back negativo de la actitud del público empeora mi actuación. YO soy el que está haciendo que sea así.
Y eso reforzará  mi creencia de que "yo no sé hablar en público".



Por lo tanto, el primer paso cuando estamos en un aprendizaje o terapia para aprender a hablar en público será cambiar esa emoción inicial de miedo por una emoción positiva de seguridad. Con el método correcto es más fácil y rápido de lo que parece.

A partir de esa emoción de seguridad, construimos un escenario anticipado mucho más amable, donde nos podemos permitir errores sin que sean un fracaso, donde el público no es un peligro y donde nuestra exposición es clara y estructurada.

Una vez resuelta la parte emocional es donde las técnicas habituales de oratoria funcionan:
- prepararse bien la exposición
- conocer bien el tema
- llegar con tiempo
- tener recursos alternativos en caso de fallos técnicos ( informática, sonido, sala...)
- ser flexible y adaptable a la audiencia
- tener sentido del humor ante errores o complicaciones
- etc.

Como refuerzo a todo esto están los recursos comunicativos: calidad de la voz, movimiento, rapport grupal, lenguaje, estructura del discurso, apoyos gráficos, etc. que se aprenden en los cursos de comunicación.

Pero el primer paso imprescindible es el emocional, todo lo demás que aprendas ayudará, incluso puede dar la apariencia al público de que lo haces bién, pero nunca disfrutarás si no te sientes relajado y centrado.

Cuando disfrutas de la situación y dominas el tema, el público hace que te crezcas, que saques lo mejor de ti y supone un refuerzo positivo para próximas ocasiones.  ¡Y TE DIVIERTES !

Un buen curso de comunicación, debe empezar por las emociones y acabar con las técnicas.





Jordi Reviriego

domingo, 25 de enero de 2015

Branding político: manipulación psicológica para coseguir votos.

Si Calderón de la Barca estuviera aquí, ya no diría "La vida es sueño", diría "La vida es marketing", el marketing es lo que nos hace soñar con el futuro. Todo es marketing, la presentación calculada de la realidad, la descripción manipuladora de la oferta para que parezca más atractiva de lo que es.

La publicidad cumple una función importante para hacer visible un producto, si puede ser más que el resto. Pero visible no es suficiente, también debe ser "deseable". Nace el BRANDING EMOCIONAL , que hablando claro sería algo así como tocar la fibra para posicionar una marca como deseable. Para eso nada mejor que proporcionar o evocar experiencias, porque las experiencias nos llevan a emociones y las emociones son las que realmente deciden lo que compramos, comemos, votamos o con quién estamos.

Cuando usando técnicas publicitarias, de sugestión, incluso de hipnosis, se dirigen mensajes calculados a la población para generar emociones que vinculen una opción política a una emoción, nace el BRANDING EMOCIONAL POLÍTICO. El objetivo es que cada partido se asocie a un concepto abstracto que genere una emoción en nosotros lo suficientemente intensa como para que no nos paremos mucho a analizar si es coherente o no con el verdadero propósito.

Un ejemplo de branding emocional:

Mc Donalds: diversión en familia. Regalan juguetes. Enfasi en los niños.
Burguer King: sabor y calidad de sus hamburguesas.Hechas a la parrilla, con fuego.

Realidad: productos muy similares, a precios similares y misma idea de negocio. Pero la publicidad ha conseguido que nos generen emociones distintas ¿ o no es así?


Las decisiones emocionales no son lógicas, ni críticas, ni racionales. El partido que me genera una emoción positiva lo justifico en todo, no lo juzgo, me lo trago entero, junto con la animadversión inconsciente contra todas las demás opciones. Dejo de ser crítico para ser adepto.

En esta guerra de marketing todo vale: apelar a emociones del pasado, el miedo al futuro, besar niños y viejecitas, asesores de imagen que van cambiando "el cuadro" según convenga en cada momento...

Fijaros que hasta el color de las corbatas los asociamos a emociones, está establecido un código sobre este tema...¿increíble eh?

Por ejemplo:

• Rojo – Es el color de dominio y poder, atención, salud, energía, determinación y pasión. Asegúrate de llevar un traje hecho a tu medida por un sastre y que el nudo de la corbata este bien hecho. Al usar una corbata roja, estarás emitiendo el mensaje subliminal que eres un verdadero líder, listo para guiar a tu equipo de trabajo.
• Azul – El color azul es un color tradicional, emite tranquilidad, confianza y paz. Si tienes un mensaje importante que pienses que tal vez provoque hostilidad y controversia; es importante, que uses una corbata azul bajo. Con esto, tu mensaje es el de “sigueme y ten fe en mi”. Por otro lado, si es una corbata de color azul subido, esto significa persistencia y seguridad a no fracasar.



Incluso la "marca comercial de los partidos" tienen un color que pretende transmitir algo al inconsciente...sea verdad o no. 

La intención de este artículo no es llevaros a ninguna idea política sino que todos seamos algo más objetivos, más críticos y menos manipulables.

En esta guerra mediática está todo calculado, los candidatos tienen una edad, sexo, físico, etc. calculado para la función precisa que deben cumplir en su partido. Nada es casual, ni lo que se hace , ni dice, el tempo, los medios de difusión ...absolutamente todo.

Un pequeño repaso a conceptos políticos básicos que deberíamos tener claros antes de votar:


El sociólogo Robert M. MacIver anotó en The Web of Government (1947):

"La derecha siempre es el sector de partido asociado con los intereses de las clases altas o dominantes, la izquierda el sector de las clases bajas económicamente o en lo social, y el centro de las clases medias. Históricamente este criterio parece aceptable. La derecha conservadora defendió prerrogativas, privilegios y poderes enterrados: la izquierda los atacó. La derecha ha sido más favorable a la posición aristocrática, y a la jerarquía de nacimiento o de riqueza; la izquierda ha luchado para la igualación de ventaja o de oportunidad, y por las demandas de los menos favorecidos. Defensa y ataque se han encontrado, bajo condiciones democráticas, no en el nombre de la clase pero sí en el nombre de principio; pero los principios opuestos han correspondido en términos generales a los intereses de clases diferentes."

Múltiples interpretaciones del eje derecha-izquierda:
Existen diversas opiniones sobre qué es lo que se mide realmente a lo largo de este eje:

La participación del gobierno en la economía debe ser intervencionista/socialista (izquierda) o laissez faire/capitalista (derecha). Ésta ha sido la distinción fundamental en la mayoría de los países durante la mayor parte del siglo XX.
La participación del gobierno en los asuntos éticos debe ser mínima (izquierda) o intervencionista (derecha).
El gobierno debe ocuparse de asuntos como la sanidad y las pensiones (izquierda) o los individuos deben encargarse de los mismos (derecha).
En los asuntos económicos y financieros, la tendencia hacia la seguridad económica (izquierda) o hacia la libertad económica (derecha).
Los partidarios del cambio (izquierda) y aquellos que prefieren mantener el orden establecido (derecha). Propuesta de Eric Hoffer.
Creencia en que la sociedad humana es maleable (izquierda) o fija (derecha). Propuesta de Thomas Sowell.


Si a esta complejidad , por cierto, casi desconocida para muchos votantes, le añadimos otros ejes generados por la religión, el nacionalismo, la historia de cada pais, la orientación sexual, el origen étnico, la tradición familiar, etc. vemos que decidir racionalmente una opción de voto es un tema complejo que requiere de leer el programa electoral de cada partido, y tomar una decisión en función de nuestros intereses, situación, nuestro modelo de sociedad deseado, nuestros valores y creencias, etc.

Demasiado esfuerzo, para la mayoría, y esa pereza es el target del BRANDING. Su planteamiento parte de la base que la gente votará emocionalmente y ahí es donde hay que destinar los esfuerzos. 

Fijaros como el branding, más que potenciar la imagen del proyecto, sirve para disimularla, modularla, adaptarla a lo que interesa en cada momento de la batalla por el poder. 

Las opciones conservadoras suelen tener nombres que aluden al cambio, al pueblo, cuando no son esos valores los que representan si no todo lo contrario. Mientras que las izquierdas, dan una imagen de innovación , de progreso, de romper moldes, cuando su ideario empieza con Platón y acaba en Marx en el siglo XIX, sin mucho "cambio" más.


Nuevos partidos como Podemos, parten del pueblo, visten como el pueblo , se organizan en círculos ( imagen antijerárquica donde todo está al mismo nivel) , su color es el violeta: "se dice de las personas amantes del color violeta que tienen mentes libres de prejuicios y se separan de los dogmas establecidos, también es un color al que se le atribuye calma, equilibrio, es sedante, y incita a la imaginación". Curiosamente es la mezcla equilibrada del rojo y el azul ( recordad que nada es casual...) , y aún siendo el emblema de la calma y la armonía, en realidad el partido propone profundos cambios que no serán tan calmados. Una vez más el branding modera el mensaje. No es por casualidad que Syriza en Grecia use la misma iconografía, como el resto de partidos. 
Mostrando IMG_0038.JPG

En cromoterapia, se utiliza cada color por el efecto que produce en nuestra mente, los creadores de "marcas" no son ajenos a esto. ¿A que si os digo cualquier partido sabréis al momento cuál es su color?



La publicidad, la creación de marcas, el branding emocional, sabe muy bien como mandar mensajes subliminales, como influirnos, todo tiene un motivo y una función. La política es un producto más a vender.



En este magma de ideologías donde lo que se vende es "el lote entero", sin racionalizar mucho, se genera un mar de indecisos y confusos:

Si soy un gran empresario maderero de origen guineano de raza negra, homosexual y cristiano ¿ qué voto?

Parece que la derecha se apropie del hecho religioso cristiano, aunque Jesús, a día de hoy, sería claramente de izquierdas. Parece que la izquierda se apropie del aborto, como si tuviera algo que ver con el modelo económico que defienden. La inmigración se la queda la izquierda, la nobleza y la realeza la derecha, la homosexualidad y los árboles para la izquierda y los valores familiares tradicionales para la derecha.


Es decir , se han repartido los temas que despiertan emociones intensas, y se las han apropiado. ¿Si estás por el modelo neoliberal económico no puedes defender el aborto?, ¿si estás por una sanidad pública y gratuita no deberías ser cristiano?¿No puede haber homosexuales monárquicos? ¿ y ecologistas franquistas?

¡ Menuda estupidez !


Solución: votamos por lo que nos hacen sentir irracionalmente. Esa es su fuerza y nuestra debilidad. Eso explica que tantos millones de personas cambien de opción de voto radicalmente, de un extremo a otro, con tanta facilidad. 




Espero que seamos todos un poco más observadores y conscientes de las estrategias de venta que utilizan, para que ninguno nos venda lo que no queremos o lo que no entendemos. Hay que exigir explicaciones, no coreografías publicitarias.

Primero debemos tener claro qué modelo de sociedad queremos y qué partido lleva en su programa más puntos coincidentes: esa es la opción más coherente con nuestras creencias. Todo lo demás es tan sólo marketing y manipulación. Las campañas son un circo mediático que poco tiene que ver con explicar el proyecto político y mucho con las estrategias comerciales.

No pretendo en un sólo artículo, desenmascarar todas las artimañas publicitarias que hay detrás de la imagen de un partido político o de sus miembros, me conformo con generar la curiosidad y la duda ante lo que se nos ofrece y que lo veamos con ojo crítico. No decidas el voto por la emoción, analiza que consecuencias tiene tu elección para tu vida en concreto, para la siguiente generación  y para la sociedad en la que vives.

Si a partir de ahora, los que leáis este artículo, sois más críticos, más audaces detectando las trampas de marketing político, más seguros de lo que realmente queréis, y votáis con conciencia y con argumentos objetivos : MISIÓN CUMPLIDA. 

PD: Se aceptan todos los comentarios acerca del tema de la publicidad, el branding político o comercial etc. y os animo a ello. No publicaré los que sean propaganda política en ningún sentido, ni ataques a ninguna opción ideológica.

Jordi Reviriego.

lunes, 19 de enero de 2015

Prosaesía: Voy detrás de lo que siento.

Una y otra vez, siempre dividido, disyunto, confuso, decidiendo, desgarrado, una y otra vez, muero, renazco, elijo, perdido, encontrado.
Me niego, me afirmo, ¿quién soy? o mejor dicho, ¿quién seré?, una bifurcación tras otra, caminos inciertos, elecciones a ciegas, corazón o mente, quiero o debo, camino sin posada, aventura de la vida. Mi brújula inútil ante tantos nortes. 
Todo se derrumba bajo mis pies, se derrumba la ilusión de un suelo firme que nunca hubo, me asusto, nada es seguro, ¿sabré volar?¿acaso habré volado siempre sin saberlo?
Abismo profundo sobre el que nadar, elecciones y consecuencias, hago inventario...es inútil, la experiencia no sirve, sólo la intuición y eso me aterra.

Nada tiene sentido, porque no puedo ver el conjunto, sé que cada pieza está donde debe estar, colocaré la siguiente a ciegas, y aún el error formará parte del acierto, ¿no es una locura?
Y si debo pasar por esto para llegar a lo siguiente, debo ser yo mismo, pero ¿eso qué significa? debo ser el yo balbuceante ante la duda, pues también soy yo, o debo ser mi yo seguro, que avanza firme sin miedo al precipicio. Debo saltar, o espero en la frontera que todo pase sin mi intervención. No quiero ser el responsable, que cargue otro con el error. Pero si no hay error posible, ¿debo permitir que otro tome la decisión por mi?¿acaso no sería esa también mi decisión?

Soy escalofriantemente libre. Contemplo con pavor mi libertad, un universo de infinitas posibilidades ante mi, algunas terribles, otras maravillosas, todas desconocidas. Si ya ahora me arrepiento de tantas cosas, ¿cuantas más añadiré a mi lista hasta el final del camino? Da vértigo, solo un puntito en la inmensidad y sin embargo con tan inmenso e insignificante poder de crear o destruir su propio mundo.

También podría refugiarme en la corriente que me arrastra, seguir su ritmo, hacer lo que se espera de mi, intentar no defraudar a nadie, negarme, ser uno más, no pensar en ello, dejarme hipnotizar por la avalancha y adaptarme a ello, no despertar jamás. Puede que sea esa otra felicidad, menos arriesgada, menos dañina, menos real.

Aunque si no sé donde voy, ¿qué más da cuál sea el siguiente paso? Quizás todos sean el paso correcto para el conjunto, quizás no puedo dejar de ser yo mismo, haga lo que haga. Un insoportable yo mismo sin elección. Es terrible, oprimente...condenado a ser yo sin posibilidad alternativa. Ese yo que define y se define por todo lo que soy, hago y pienso, sin huida , no hay salida, solo ser yo o no ser...con todas mis incongruencias, esas que me hacen ser yo, sufro, me emociono, es una maravilla irresistible.




Si no hay camino de vuelta ni alternativa, si voy a ser mi verdadero yo en todos los casos, si mi próxima elección va a ser la necesaria para un objetivo más grande aunque ahora parezca un error, mi muerte está tan cerca que ya nada me perturba más que mi propia existencia.

Esa vibración dentro de mi, esa vida latiendo, trascendencia fuera de mi consciencia, sabiduría sentida, pero no entendida. Calma, ya no hay lucha ni tensión, si miedo, pero un miedo reposado, como la superficie de un lago, un miedo que refleja todo lo que le envuelve, un miedo fascinado, absorto, atento al devenir de lo imprevisto. Puede que no sea ni tan siquiera miedo, puede que sea tan solo silencio espectante, ansias de lo siguiente, curiosidad infantil, travesura.

Si ya no hay lucha, si puedo elegir mis errores en paz, si puedo aprender de cada lección, ya no hay miedo, ya no hay nada. Tan solo un testigo, la sabiduría observando la vida con interés, sin pretender en vano no ser lo que uno es, como mucho, ser más consciente de eso, pero como un niño atisbando los misterios que le fascinan, sin pretender entenderlo todo, tan solo presencia. Eso es, tan solo presencia consciente.

Si cada paso confunde a mi mente, dejaré que mi corazón elija, dejaré que él, que ve más allá de mi intelecto, ponga el siguiente paso de su obra maestra sin mi interferencia ni la de nadie más.

Como canta Soledad Pastorutti, voy a ir detrás de lo que siento, cada día muero , pero hoy no.

Jordi Reviriego.




domingo, 18 de enero de 2015

Bienvenida tristeza.

Hoy estoy triste, como hacía tiempo que no lo estaba, lo cual ha sido una gran alegría. Tenía ganas de escribir este artículo, desde la tristeza. Soy consciente de el porqué y me permito estarlo, así que todo está bien.

Cuando empecé mi andadura como psicoterapeuta, entendía las emociones incómodas como algo contra lo que luchar, algo a extirpar, como si de un alien se tratara. Desde ese paradigma, estar bien es dejar de estar mal...y poco más. Aunque ya aprendí del Dr. Allan Santos que las emociones se transformaban cuando las visitábamos anclados en otra emoción antagónica, necesité tiempo para entender la verdadera epistemología de su trabajo.

Con la ayuda de mis verdaderos grandes maestros...mis pacientes... aprendí una lección de las que no dan en la Universidad:
Estaba con un paciente que acudía a mi consulta por tristeza, una profunda tristeza que le acompañaba desde su infancia. Era nuestra tercera sesión y estábamos al final de un ejercicio, a punto de resolver ese nudo que le helaba el alma cuando, de repente, me dijo: basta, no sigas...está bien así.
Me quedé perplejo, como a un paso de sanar su tristeza él decide abrazarla y quedarse con ella para siempre. Eso es algo que, como médico de formación que soy, era incomprensible, casi inaceptable, así que le pedí que me lo explicara. Este hombre, vivió toda su vida vinculado al arte, como profesor, como creativo...y en ese punto del ejercicio se dio cuenta de que su creatividad estaba directamente conectada con su tristeza. Esa tristeza dejó de ser su enemigo a ser su musa. Se "resignificó" y eso bastó para que se sintiera bien y triste a la vez, ya no había lucha ni tensión interna, estaba todo unido de nuevo. No perdió su tristeza, la abrazó, comprendió que era una parte útil de sí mismo y eso le hizo feliz.

Para mucha gente, la tristeza es su musa, les inspira, les hace buscar, aprender, crecer, conocer otras maneras de pensar...en resumen, su despertar se da gracias a la búsqueda de solución de ese sentimiento.

Siempre aparece en nuestra vida el aprendizaje cuando estamos preparados para entenderlo, y así fue en mi caso: algunas lecciones más vinieron a ampliar mi mente, 

Primero fue Rumi, poeta, jurista, teólogo y místico sufí del siglo XIII, con su poema en que describe su ser como una casa donde acuden invitados de todo tipo, llaman a tu puerta la felicidad, la nostalgia, la tristeza, la incertidumbre, el amor...y a todos debes recibir con agrado y ofrecerles un té. Entendí que el que dejas fuera, te tira la casa abajo.

Después Carl Jung, lo que aceptas se transforma, lo que resistes persiste.



Después estuve con el psicólogo californiano Stephen Gilligan, aprendiendo lo que yo llamo su "at the same time" , que intentaré explicar mejor. El enfoque de Gilligan acerca de esas emociones que nos perturban, su método hipnoterapéutico, usando el movimiento y la conexión como vehículos nos lleva a experimentar esa tristeza de un modo pleno, aceptándola, pero al mismo tiempo experimentar sus polos opuestos, "al mismo tiempo", a darnos cuenta que podemos estar experimentando todas esas emociones al mismo tiempo, que hay espacio para todo ello y mucho más. Podemos aceptar la tristeza cuando le permitimos estar ahí y al mismo tiempo darnos permiso para sentir también felicidad. Ese equilibrio genera calma, esa calma es mucho más reconfortante y duradera que la "ausencia de tristeza".

Así que si, hoy estoy triste, feliz por estarlo, aprovechando la creatividad que me produce, sin hundirme en ella, pero agradeciendo su presencia, aprovechando el estado actual que me hace explicar mejor ciertos aspectos de mi o de la terapia. Cuando se vaya, la despediré con un "vuelve pronto", tengo té caliente para ti, como diría Rumi. Pero antes voy a aprovechar su presencia, en esta fría tarde de invierno para disfrutarla un poco más, sacarle partido.


El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional. Cuando algo nos golpea, duele un tiempo, inevitablemente. Si acepto ese dolor, pasará cuando sea el momento y me dejará un aprendizaje como compensación.. Si no me permito sentir dolor, si lucho contra eso, voy a sufrir mucho más de lo que el dolor hubiera durado.

Virginia Satir, una de las primeras terapeutas familiares, tenía una pregunta muy útil en sus sesiones: "¿cómo le hace sentir sentirse así?" Creo que era su manera de valorar el sufrimiento, la resistencia a lo que esa persona estaba experimentando. Ella sabía muy bien que las cosas no nos afectan por lo que son , sino por como las interpretamos, cosa que ya dijo Epicuro muuuuchos siglos antes en la antigua Grecia.

La melancolía es el placer de estar triste, disfrútala.

En nuestra cultura de la positividad y felicidad "necesarias", no hay espacio para la tristeza, o estás feliz o no encajas, o eso parece. Es la cultura de las frases en plan " estás en este mundo para ser feliz" lo que más sufrimiento genera a quién experimenta tristeza. La tristeza está prohibida, hay que disimular, ocultarla, nadie la quiere cerca. Como expuse en mi artículo sobre "El negocio de la Infelicidad"  http://jordireviriego.blogspot.com.es/2012/02/el-negoci-de-la-infelicitat.html  , esa cultura de DEBES ser feliz, es un buen márqueting para hacer negocios y vender desde medicinas, hasta ropa o viajes. Lo que sea para estar feliz a todas horas. Cada vez somos más como niños malcriados que no toleramos la frustración. Así que ya no sabemos estar mal, o estamos bien o estamos fatal.

La tristeza es una emoción más, útil, placentera e inspiradora siempre y cuando podamos sentir muchas emociones más al mismo tiempo, cuando no nos domina ni monopoliza, cuando hay un equilibrio, un Yin y un Yang, cuando la aceptamos, aprendemos de ella, sin negarla, sin huir ni luchar, simplemente fluyendo, sosteniendo esa emoción con calma. Ese transitar de una emoción a otra es el fluir de la vida que nos aporta calma interior. La calma nace del equilibrio entre todos los extremos que nos permitimos experimentar. No es estar siempre centrado , es ese movimiento a veces suave, a veces brusco entre los extremos, que como un péndulo siempre pasa por el centro, al tiempo que aprovecha y disfruta de todo el recorrido.

En resumen, para mi la terapia no debe combatir la tristeza, sino conducir a su comprensión, aceptación, aprendizaje, integración, porque eso es lo que realmente transforma esa emoción en una parte más de nuestra felicidad, de nuestro equilibrio. Este aprendizaje nos transforma profundamente, nos da herramientas para manejar esas emociones que llamamos tristeza y que tarde o temprano nos visitará. 
La terapia debe ser un aprendizaje.

En muchas medicinas tradicionales, la enfermedad es tan solo un desequilibrio, no es algo a combatir, sino a entender y devolver su equilibrio.

Ahora mismo, me siento muy bien por estar triste, tan solo es un fluir de una emoción a otra, hay que disfrutar cada paso y aprender de él.





Jordi Reviriego.